Make your own free website on Tripod.com
 

 

 

Reseña de
Anna Carlsson

Versión original en inglés

Traducción y adaptación:
Yue-chan

 

 

 

Spoilers ** Advertencia ** Spoilers

 

 

Reseña

 

Me temo que debo decir que este film se parece más a una mala interpretación teatral. Al menos el final original (sea del manga, anime y hasta del Takarazuka Revue) no nos dejaba con un manojo de preguntas en la cabeza: nuestros dos queridos héroes morían. Fin, end, *lágrimas* ok ...

 

¡Una serie de TV con actores probablemente podría haber sido mejor! Hay muchas escenas "perdidas" en esta película, la cual sólo tiene dos horas de duración, por lo tanto, esta es una consecuencia natural, supongo. Eso es lo que ocurre cuando se intenta hacer una película corta prescindiendo de tantas vidas y destinos. Imagina 34 años, 2000 páginas o 40 episodios recortados a dos simples horas... Para dar algunos ejemplos, la conspiración para secuestrar a María Antonieta (en el principio del anime) no está y el papel de Rosalie es más bien innecesario en la película. Los conflictos entre Oscar y sus hombres nunca aparecen.

 

Pero, si debo dejar la crítica por un momento, lo bueno de esta película se encuentra en los escenarios y las locaciones. Parecen auténticos y puedes reconocer los lugares. Eso no sorprende, considerando que parte de ella fue realizada ¡en Versalles!. Los vestuarios son lujosos (¡es un vestuario para película!) y la música esta bien, pero aun así pudo ser mejor. ¡Prefiero la música del anime!

 

María Antonieta se muestra como una bruja. Los historiadores siempre han batallado entre si ella tenía conocimiento o no de la miseria que causaba por llevar una vida llena de extravagantes lujos. Algunos creen que era buena pero una persona algo estúpida, al no darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. Otros dicen que ella era una despilfarradora y pretenciosa mujer... como en la película.

 

En mi opinión, el mejor y mas reconocible personaje en la película es el General Jarjayes. ¡Es inevitable también discutir a André! Creo que no es tan atrayente en la película como en el manga y el anime. Puede ser encantador y un buen actor, pero la tristeza por Oscar, su sufrimiento y lado sensible nunca se muestran. Oscar se ve un poco como Oscar (aunque no me gusta como lleva el cabello) pero todo queda ahí. Por alguna razón ella nunca se convierte en un personaje interesante. Hay algo que falta. Pero entonces, ¿quién podría dar vida a Oscar?. Quizá sea una tarea imposible.

Sólo recomendaría esta película a un verdadero admirador. Siendo yo misma una de ellos, seguro que fue interesante finalmente conseguir y ver esta película, y sí, por supuesto que lloré un poco cuando terminó ¿Pero fue debido al final o a que la película era tan mala...?

 

 

¡Si no te gusta que te cuenten las películas y te arruinen el final, es mejor que no continúes leyendo! 

 

 

Sinopsis

La película empieza en 1755, el año en que Oscar François de Jarjayes nació. Monsieur de Jarjayes decide que su hija se llamará Oscar y será educada como varón. En la primera escena, también vemos a Nanny, la linda anciana.

Algunos años han pasado, Oscar tiene ahora 12 años. Ella y André están practicando con las espadas y son buenos amigos. Ambos son muy vivaces. En el establo Oscar lanza su espada y queda oculta en la paja.

Antes que nos demos cuenta, Oscar y André son adultos. En Versalles, Oscar protege a María Antonieta. Los sirvientes muestran a María Antonieta nuevos vestidos. Creo que ya es obvio como su “amiga” Madame de Polignac se aprovecha de su amistad (lo que muchos amigos de María Antonieta también hicieron en la realidad)

Oscar y María Antonieta observan a Hans Axel von Fersen a través de la ventana y podemos escuchar algunas palabras en sueco:

“Sablarna dra! Lediga.”

Creo que María Antonieta le pregunta a Oscar que piensa de Fersen. Ella responde, y en este punto Antoinette tiene que explicar a Mme. de Polignac que Oscar es una mujer.

Momentos después alguien intenta abrir la puerta de la habitación. Ellas pueden ver que la llave dentro de la  cerradura de la puerta se mueve. Oscar se dirige a ella y la abre. El Rey entra, creo que le complace ver que Oscar está protegiendo a la Reina.

Trasladándonos vemos París, los barrios pobres y nos encontramos con Rosalie, Jeanne y su madre. Lamentablemente, ¡Oscar y Rosalie nunca logran ser amigas en la película! Cuando nos encontramos con ellas por primera vez, Jeanne está vestida con un traje que no es el suyo. La madre le dice que se lo quite, pero en vez de hacerlo ella huye. Jeanne detiene un carruaje en la calle y le cuenta a la dama que va en él que es una Valois y que su madre murió de hambre. La dama la deja entrar en el carruaje y la lleva consigo.

Mientras los nobles están jugando cartas, Hans Axel von Fersen apenas puede quitar los ojos de Maria Antonieta. Oscar los observa (ella está viendo a Hans Axel...). Él dice algo a Oscar que la hace retirarse rápidamente.

Un día, cuando Oscar y André están en camino a casa, se encuentran con una joven del barrio pobre (Rosalie). Ella intenta vender su cuerpo a Oscar, quien la rechaza porque también es mujer y no quiere pagar por amor aun si ella fuese un hombre. Oscar además duda que alguien tenga hambre en Paris, pero Rosalie les cuenta que la gente esta muriendo de hambre. Aparentemente, esto es algo que Oscar ignoraba. Ella le da un poco de dinero a Rosalie.

Poco después, un carruaje atropella a la mamá de Rosalie, pero no se detiene. Este carruaje pertenece a Mme. de Polignac. Oscar y André se detienen para ayudar a Rosalie y su madre. En ese mismo momento, el propietario de un tercer carruaje empieza a enfurecerse porque el carruaje de Oscar esta bloqueando el camino. Cuando Oscar le explica porque ellos han tenido que detenerse, el hombre dice algo que la molesta y empiezan a pelear. André tiene que sujetar a Oscar por la espalda, pero ella y el hombre deciden la hora y el lugar para un duelo. Oscar y André continúan su camino mientras algunos hombres llevan a la madre de Rosalie dentro de una casa.

André no quiere que Oscar vaya al duelo y mientras están hablando, el General Jarjayes toca la puerta. André se esconde en un lugar secreto en el cuarto de Oscar (¿quizá es una conexión secreta entre sus habitaciones?). Jarjayes le da a Oscar dos pistolas.

Ya que Oscar se lo pide, André se queda en su cuarto esa noche. Él la contempla mientras duerme.

A la mañana siguiente Oscar va al lugar del duelo. Ella y el hombre disparan al mismo tiempo, pero es el hombre quien cae. Está muerto. André está feliz porque Oscar se encuentra sana y salva.

Rosalie va a buscar a Jeanne. Ella le cuenta que su madre ha muerto, pero esto no conmueve demasiado a Jeanne: le dice a Nicolás que eche a Rosalie. Ella camina de regreso mientras la masa en París irrumpe en una panadería, porque están muy hambrientos. Rosalie roba una cantidad de pan y huye.

Oscar y André se encuentran bebiendo en una taberna. Ambos están tomando y Oscar está algo ebria. Ella está triste porque asesinó a ese hombre. Dice algo así como:

“Puedo pelear como un hombre, incluso pensar como un hombre. ¿Por qué no puedo matar como un hombre, André?”

“Porque no eres un hombre”, André responde. Por supuesto, Oscar se enfurece con esto. Ella se aleja de André e inicia una conversación con algunos hombres sentados en la mesa de al lado. Uno de estos hombres es Robespierre. Él y algunos otros están criticando al Rey. Esto es demasiado para Oscar. Cegada por la rabia (y el alcohol) toma su espada. En un segundo, todo el mundo está peleando (esta escena es un de las peores... pero aun así ¡es muy divertida!). Esto termina con André y Oscar en medio de un montón de hombres furiosos quienes los golpean duramente.

Oscar está inconsciente (debido a la bebida y las heridas). Hans Axel von Fersen ayuda a André a subirla en el caballo y regresan a la mansión. Gracias a Nanny, es aquí cuando Hans Axel se entera que Oscar es una mujer.

Cuando recobra la conciencia, Oscar pide que la dejen a solas. Estando sola, ella se quita la blusa y se para frente al espejo, mirando sus senos. André se dirige a la habitación de Oscar, pero (afortunadamente) se detiene mientras observa lo que ella esta haciendo y se va sin que Oscar se de cuenta. Ella se va a la cama muy triste.

El romance entre María Antonieta y el Conde sueco Von Fersen, continúa. Encuentros secretos tienen lugar en los jardines de Versalles. Se besan apasionadamente... 1776, en las calles de Paris, todo el mundo murmura. No sólo los rumores están circulando, sino también panfletos con bocetos de María Antonieta y Fersen en encuentros íntimos. Incluso los guardias de palacio observan uno de ellos. Ellos lo muestran a Oscar. Lo que ve, en realidad la hace enfurecer y deprimirse. Toma el papel y le pregunta a André si ha visto a Von Fersen. En principio André se resiste a decirle si lo ha visto o no. Finalmente le dice que Von Fersen está en los jardines cercanos. Oscar se va en su caballo, pero ella no sabe que André la sigue a distancia.

Oscar desciende de su caballo y muestra el panfleto a Von Fersen. Él le cuenta que ha decidido ir a América. Oscar no puede entender por qué está tomando semejante riesgo; ¿quizá puede ser asesinado?, ¡ella está preocupada por él!. Fersen le pide un favor a Oscar: que le de la mala noticia de su partida a María Antonieta. Besa la mano de Oscar. André está observándolos y se aleja al ver esto.

Varios días después, en los jardines de Versalles, María Antonieta está viendo algunos planos (referentes al Petit Trianon, ¿quizá?). Oscar esta de pie, esperando la oportunidad correcta para hablar en privado con la Reina. María Antonieta está columpiándose y Oscar finalmente le da la noticia.

“Sabes que siempre puedes hablarme, aun si yo no te dirijo la palabra primero, Oscar”, dice (o algo así). Oscar, quien ahora se encuentra a solas con la Reina, besa su mano y le transmite los saludos de Von Fersen. Él ha partido a América. María Antonieta está impactada. Grita y huye alejándose de todos con gran tristeza.

En Diciembre de 1778, María Antonieta da a luz. Un hombre de extraña sonrisa, Gerodere, esta observando las reacciones de Oscar mientras el “espectáculo” continua (¡pobre reina!). ¡Es una princesa!. Luego, Oscar hace salir a todo el mundo de la habitación. Gerodere está un poco reticente a irse. Ella se retira también y cierra la puerta.

En Octubre de 1781, Francia finalmente tiene un delfín: María Antonieta da a luz a su segundo bebé, Joseph. A Oscar la agradan los niños y disfruta el jugar y cuidar de ellos. María Antonieta dice que algún día Oscar también tendrá hijos. Oscar responde:

“¿Moi? No lo creo, Su Majestad...”. Entonces, la Reina pregunta:

“Oscar, ¿Te  has enamorado?”, después de pensar un poco, Oscar responde:

“Hay un hombre... a quien quiero como a un hermano. Otro tocó mis sentimientos en una forma especial...”, ella luce pensativa.       

"Bueno de todas formas, sabrás cuando sea amor. Te lo aseguro”. La Reina cambia a una expresión seria y pregunta:

"¿Crees que esté muerto...?", Oscar responde:

"No lo sé...". La hija mayor de María Antonieta aparece y pregunta:

"¿Quién esta muerto, madre? Dime madre, ¿Quién esta muerto?". La triste madre responde: “Nadie está muerto, cariño. Sólo estamos hablando de alguien que se suponía debía regresar hace mucho tiempo...”

Böhmer muestra a María Antonieta el collar, el infame collar de diamantes, que Madame Du Barry quiso comprar. No sé si le perteneció por un tiempo, pero ella iba a pagarlo, pero entonces el Rey murió y como su ex-amante, fue expulsada de Versalles. ¡El joyero quiere 1'600,000 libras! Eso es mucho dinero, demasiado incluso para María Antonieta. Ella no puede comprarlo, ¡Es demasiado costoso!

Finalmente, ¡Hans Axel von Fersen regresa de América! María Antonieta está feliz. El rostro de Oscar revela que Fersen se encuentra vivo, pero de todas formas está triste.

Un grupo de mujeres están sentadas alrededor de una mesa, cosiendo y cantando. Esta es la tienda donde Rosalie trabaja. Ella les dice a las demás que un día irá a Versalles para encontrar a la mujer que mató a su madre. Todas se ríen de ella. Madame Bertin, la famosa propietaria de la tienda, le dice a Rosalie que debe llevar un vestido ¡a la mansión Jarjayes!. Rosalie sale con el vestido, al mismo tiempo ¡Madame de Polignac (la asesina de la madre de Rosalie) llega!

Rosalie ingresa a la mansión Jarjayes y André la recibe pero está casi seguro que Rosalie está en la casa equivocada.

"Pero Monsieur, la dirección es correcta" dice Rosalie. Ella le entrega el vestido y él se dirige a preguntarle a Nanny por eso. De repente, se detiene y voltea.

"¿Creo que te he visto antes, pero no puedo recordar dónde...?" dice extrañado.

Supongo que ella le explica que es la joven de París... luego le pide que la lleve a ¡Versalles!. No creo que le haya explicado la verdadera razón (encontrar a la asesina). En lugar de eso dice que le gustaría ver Versalles y que podría esconderse ¡nadie la encontraría!. André dice ok, ¿Por qué no?. Por una coincidencia, Rosalie le cuenta a André que Madame Bertin había dicho que el amor de la Reina estaba de regreso (¡no me pregunten porque ella le dice todo esto así de repente!. ¿Quizá Madame Bertin le explicó a Rosalie, la importancia de llevar el vestido ese mismo día, ya que el amor de la reina estaba de regreso?)

"¡¿Qué?!", André se queda inmóvil. Quizá ... ¡Es imposible!. Sube las escaleras y se encuentra con Nanny. Ella toma el vestido. André se molesta. Él probablemente pregunta si esto tiene que ver con el regreso de Von Fersen. Nanny dice algo así como:

"Este día tenía que llegar, André". Ella entra en la habitación de Oscar. André no se mueve, escucha las voces de Nanny y Oscar. ¡Nanny esta ayudándola a vestirse!. Después de un rato ella sale y se va. André continua fuera de la habitación. De pronto la puerta se abre y una sorprendida Oscar lo mira. André también la mira. En realidad, ¡no puede quitar los ojos de ella!.

"Estás tan hermosa..." Pero Oscar lo mira asustada, casi avergonzada frente a él.

En la noche, el carruaje de los Jarjayes se detiene fuera de Versalles. Rosalie salta fuera de su escondite en el mismo carruaje. Ignorante de su pasajero gratuito, Oscar entra al baile, ¡luciendo muy bien!. Los nobles están bailando, y lo mismo hacen María Antonieta y Fersen. Oscar los observa como hipnotizada... Después de un rato Von Fersen se presenta ante Oscar (no la reconoce)

"¿No me reconoces?" Oscar pregunta sorprendida.

"No, no recuerdo tu bello rostro. Y ciertamente no olvidaría el nombre de tan hermosa dama", dice Fersen.

"Soy... Mademoiselle de Jarjayes", Oscar dice tímidamente.  

"Entonces, eres prima del Guardia Real Oscar François de Jarjayes?", Fersen pregunta.

"Si, así es... somos primos".    

Oscar y Fersen bailan.

"Te pareces a Oscar", afirma Fersen repentinamente. "Tienes los mismos ojos".

"Nadie nunca me ha dicho eso", Oscar responde.

"Aun si ella viste de uniforme, me parece muy hermosa", Fersen continúa. El Rey Luis XVI le dice a su esposa que Von Fersen parece tener ¡una nueva compañera de baile!.

En es mismo momento, Madame de Polignac esta subiendo las escaleras con algunas otras damas de la corte. Inesperadamente, Rosalie corre hacia ella e intenta lastimarla (¡esta es la peor escena!).

"¡Asesina! Mataste a mi madre" grita Rosalie. Madame de Polignac se espanta y cae al piso (lo más probable es que no esté seriamente lastimada, creo...). Rosalie huye de Versalles.

Oscar está fuera de la fiesta. André se acerca a ella e intenta besarla. Oscar delicadamente trata de alejarlo.

"¡André, ¿Te has vuelto loco?!" Sin responder, vuelve a hacerlo, pero esta vez la besa. Luego de un momento (...) Oscar lo empuja, apartándolo de ella. André rasga su vestido por accidente.

"Te amo...", dice.

Oscar está confundida. "Pero... ¡No tienes ningún derecho!"

"No es verdad Oscar. Te he amado desde que puedo recordar", dice André.

"Sabes que amo a alguien más..."

“Te prometo que nunca te haré algo así nuevamente...”, dice André mientras Oscar se aleja de él.

Jeanne y su compañero Nicolás están falsificando cartas, con la letra y firma de María Antonieta. Le dan las cartas al Cardenal de Rohan y le dicen que son de parte de la reina, con el fin de que él compre el collar de diamantes para ella. Este es el inicio del infame asunto del collar.

En 1785, Oscar es reasignada como Comandante de la Guardia Real. De ahora en adelante, estará a cargo de una de las tropas del General Bouillé. Mientras ella le dice a la Reina que quiere renunciar, el Delfín Joseph la abraza. Le dice a su madre:

"Ahora yo te protegeré cuando Oscar no esté aquí".  María Antonieta responde:

"Soy la Reina, cariño. No necesito ninguna protección".

Madame de Polignac entra a la habitación y le da una carta a la Reina remitida por el joyero Böhmer. Él pregunta por qué el pago se ha demorado. ¿Cuál pago? ¿De qué esta hablando este hombre? ¡Cosas sin sentido!. La crédula María Antonieta hecha la carta al fuego.

Oscar está esperando sus nuevas tropas. Para frustración de ella, ellos no le muestran ningún respeto.     

"¡Mantén la cabeza erguida, el pecho afuera!", ordena.

"Oh, así como usted quiere decir!" Oscar es insultada por uno de los soldados y todos ríen.

"¡La inspección ha terminado! ¡Pueden irse!" Oscar monta su caballo y galopa  a casa. Cuando llega, André se ocupa de su caballo. Ambos empiezan a conversar sobre "gente común" y nobles.

"No lo ves Oscar, ¿significa que toda la gente es igual?"

"Esas son palabras muy bonitas, André, pero la realidad es diferente"

Creo que André le habla a Oscar sobre América y de los cambios que tuvieron lugar ahí. A André le gustaría que Francia fuese más como América, más igualitaria. Las ideas de ahí deberían ser llevadas a Francia y ser aceptadas por su gente.

"Mucha gente murió en América. Si esto fuese realidad, quizá tu habrías muerto, André... ¿Qué haría yo sin ti?", dice Oscar.

Nanny esta limpiando la casa cuando Oscar entra.

"Monsieur de Jarjayes desea verte, Oscar". Ella se dirige a la habitación donde se encuentra su padre. ¡Gerodere esta ahí! Monsieur de Jarjayes le explica a Oscar que Gerodere quiere casarse con ella. Oscar lanza una carcajada, lo que hace enfurecer a su padre. Gerodere es un hombre rico e importante y a Jarjayes le gustaría que su hija se casase con él.

Luego que la discusión ha terminado, André y Gerodere tienen un intercambio de palabras. Gerodere dice algo desagradable a André y este en respuesta, le lanza al rostro el vino de un vaso que tiene en la mano. Gerodere deja la casa.

En agosto de 1785, la verdad sobre el collar es revelado. El Cardenal de Rohan y María Antonieta descubren que Jeanne les ha tomado el pelo. El collar es inubicable y Böhmer ¡quiere su dinero!. Jeanne ha desaparecido, pero pronto es atrapada y castigada.

Con el fin de celebrar el compromiso de matrimonio (?), un baile es ofrecido. Monsieur de Jarjayes y Gerodere, junto con los demás, están esperando impacientemente a Oscar para presentarla. Cuando ella llega, se presenta vestida como un hombre en lugar de llevar un vestido, y se excusa:

"¡Disculpen mi tardanza, pero tuve que reconsiderar mi elección de trajes para esta noche!". Oscar empieza a bailar con una dama y repentinamente ¡la besa!, ¡Todos los nobles están impactados!. Gerodere lleva a Oscar a un lado y luego a una habitación. Él le dice que la ama, pero Oscar dice que nunca se casará con él. La besa apasionadamente en el cuello y Oscar huye de él (no es nada ¡pero es tan desagradable!). Oscar deja el baile inmediatamente.

Oscar está en las calles de París, viendo una manifestación callejera revolucionaria. Cuando la muchedumbre empieza a enloquecer, André llega en su rescate. La lleva a un lado.

"¡André, ¿dónde has estado?!"

"Estuve con mis amigos Bernard y Rosalie, y tu Oscar... ¿dónde has estado?"

"¡He cancelado mi compromiso...!"

"Bien... ¿Tienes el suficiente coraje de poner tu pasado atrás y venir conmigo?", pregunta André .

 "No puedo... no puedo... no puedo...", Oscar desaparece en la sombra.

El 5 de mayo de 1789, Oscar visita a Joseph. Esta muy enfermo pero sigue siendo un dulce jovencito. El entiende los cambios que se llevaran a cabo en Francia, y que él esta muriendo. El delfín dice:

“He intentado explicarle a mi madre, pero ella se rehúsa a escuchar...”

Poco tiempo después, muere. Y como una predicción, la Revolución se está acercando. No se le permite al Tercer Estado realizar su reunión y Bouillé ordena a Oscar y sus hombre que disparen a la masa. André está entre la muchedumbre. Oscar se resiste a disparar. ¡Ella y sus hombres se encuentran ahora bajo arresto!

Oscar y sus soldados están encerrados en una celda, pero la gente (André incluido) irrumpe en la prisión y los liberan. Oscar y André se abrazan cuando finalmente se encuentran.

El padre de Oscar la abofetea porque se rehusó a obedecer la orden del General Bouillé. Ella explica:

“¡He sido preparada para proteger a la gente, no para dispararles!”. De repente Oscar también lo abofetea. Jarjayes pierde el control y toma dos espadas, lanzando una de ellas a Oscar. Empiezan a luchar (¡dentro de la casa!). Nanny los ve y corre alrededor, aterrorizada. Cuando Monsieur de Jarjayes lastima la mano de Oscar y le hace soltar la espada, André viene a salvarla. Él vence al General, ¡pero le perdona la vida!. Derrotado, el General suplica:

“Mi honor ha sido desgraciado... Por favor mátame...!” Oscar y André lo dejan y se van a la cocina. Nanny esta ahí para curar las heridas de Oscar. Creo que Oscar dice:

“Nunca podré regresar a casa nuevamente...” entonces empieza a llorar. Nanny seca sus lágrimas y dice:

“¡Este no es momento de lágrimas, sino de alegría, mi pequeña! Ustedes dos aún son jóvenes. ¡Ustedes vivirán para ver la nueva era de Francia!”. Cuando el General llama a Nanny, Oscar se opone a que ella deba servirle la sopa, pero Nanny les asegura que es feliz de la manera como ha vivido su vida e intenta continuar de la misma forma.

Oscar y André están en los establos. Oscar encuentra la espada que lanzó cuando era una niña y la toma entre sus manos. André habla sobre la llegada de la Revolución. Él no quiere que ella se quede sola.

"Bien”, dice Oscar . “Entonces iré contigo".

"No... No... No podría soportar perderte", André dice gentilmente.

"¡Pero tu mismo lo dijiste, André! si queremos ser iguales tenemos que pelear por ello!. André... te amo". Después de decir esto, se besan... se toman de las manos mientras se acuestan en la paja...

14 de Julio de 1789. Hans Axel von Fersen quiere que María Antonieta se vaya con él antes de que sea demasiado tarde (todos sabemos la historia sobre el fallido intento de huida). La gente toma las armas, ¡están a punto de atacar la Bastilla!. Oscar y André están caminando entre ellos, sonriendo felices bajo el resplandeciente sol.

Repentinamente hay un disparo, la gente entra en pánico y empieza a correr, Oscar y André se separan en el caos. André se abre camino entre la multitud para llegar a Oscar, pero ya no puede verla más. De repente se encuentra ante la línea de fuego. Él está frente a un grupo de soldados, que están apuntando sus armas hacia la multitud, ¡y a él! André los ve, se voltea y empieza  a correr. Pero es demasiado tarde, una bala le da por la espalda y cae...

No muy lejos, Oscar deambula, llamándolo. Ella lo busca, desesperándose cada vez más. La gente esta corriendo, pero André sólo está tirado inmóvil cerca a la pared. Él muere...

¡La Bastilla cae! ¡La bandera blanca! Todo el mundo esta feliz, cantan y bailan en las calles. Oscar les pregunta a Bernard y Rosalie si han visto a André. Pero ellos probablemente no la hayan podido oír correctamente, por eso sólo gritan:

"¡Hemos tomado la Bastilla!"

Oscar continúa buscando a André. Camina lentamente, casi sollozando. No sabe que hacer, excepto caminar lentamente en medio de la feliz multitud.

Fin.