Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

源氏物語


 

Considerada la novela psicológica más antigua de la literatura mundial, Genji Monogatari (El Relato de Genji) es una de las grandes obras de la literatura femenina del Japón de la época Heian (794 - 1192) escrita por la dama Murasaki Shikibu, durante el reinado de Ichijô Tenno (1).

A través de las emociones humanas y las bellezas de la naturaleza, esta obra nos relata la vida y aventuras amorosas del ficticio príncipe Hikaru Genji (2), el "Príncipe Brillante", y las de sus descendientes, a lo largo de los 54 capítulos que componen el texto moderno.

Estructura

La historia del Príncipe Genji es narrada, en sistemática secuencia, a lo largo de los primeros 41 capítulos. El primero de ellos se inicia con el romance entre el emperador Kiritsubo y una dama de rango inferior en la corte. Genji, el héroe de la novela, es el fruto de esta relación. Su historia personal empieza con una ilícita aventura entre él y su madrastra, la dama Fujitsubo, y finaliza con la muerte de Murasaki, la mujer que más ha significado en su vida; en medio de todo esto se desarrolla el ascenso de Genji en la corte, su exilio y retorno.

Los 13 capítulos restantes (que comprenden 3 capítulos transitorios y los denominados 10 capítulos Uji) están dedicados a los descendientes de Genji: Kaoru, su "hijo", y el Príncipe Niou, su nieto. La amistad y rivalidad de estos personajes hará continuar la tradición legada por Genji, pero sin alcanzar la gracia y esplendor de los tiempos pasados.

Es importante señalar que esta novela no está construida según los conceptos de los novelistas occidentales; su desarrollo se realiza de manera episódica y compleja, siendo las relaciones amorosas del personaje principal y las historias personales de sus muchos personajes (3) descritas en forma de relatos independientes (las cuales funcionan como historias cortas) por lo que cada escena puede ser saboreada por separado mientras claramente continúan formando parte de un extenso todo, como si fueran versiones narrativas de rollos horizontales de pintura (famosos en el arte japonés).

Asimismo, los retratos de las mujeres en la vida de príncipe Genji, dentro de este mundo de altos deleites, son también descritos de forma individual con sus refinamientos aristocráticos, talentos en las artes de la música, dibujo, poesía y amor por las bellezas de la naturaleza, en contraste a sus propios sufrimientos y precarias situaciones, originados e impuestos por una sociedad poligámica.

A través del amor, agonías, majestuosidad y decepciones de los personajes, la autora pinta de manera encantadora una imagen idealizada de la vida cortesana en el periodo Heian durante el reinado del Emperador Ichijô y la Emperatriz Akiko (4), a quien Murasaki sirvió como dama de honor.

Mono no Aware (5)

Esta frase encierra el verdadero tema que entre líneas se  puede percibir en El Relato de Genji.

Aware es una palabra frecuentemente utilizada en esta obra y en otra literatura de la época, que contiene diversos rangos de significados como "triste", "conmovedor", "hermoso", etc.. Así, aunque esta novela está llena de humor y delicadeza, la impresión que nos llevamos de ella es de una predominante melancolía, causada en gran parte por la insistencia sobre el correr inexorable del tiempo. Por ello, a medida que la obra se acerca a su final, el tono se vuelve más maduro y sobrio, ensombrecido por los juicios budistas sobre los juegos triviales de la existencia terrenal y la efímera naturaleza del mundo.

¿Un manuscrito?

Desafortunadamente no existe un manuscrito original de esta obra. Fue gracias a las transcripciones hechas por diversas personas a lo largo de los siglos que ha logrado sobrevivir hasta nuestros días, llegando a comprender en la actualidad más de 4 200 páginas en la versión japonesa original. Otra de sus formas de difusión fue la madera impresa desde el comienzo de la era Edo.

Es incuestionable que esta es una obra maestra de la prosa de aquel tiempo, que sólo pudo surgir gracias al alto refinamiento, exquisitez y cultura de la sociedad Heian. Por lo tanto, no es sorpresa que la novela de esta talentosa mujer reciba la atención de tantos científicos, críticos y artistas; inspirando diversa literatura y siendo ilustrada a través de innumerables representaciones artísticas.

Siendo sus temas fundamentales el romance y la sociedad, puede decirse que esta obra constituye un homenaje a la belleza y el amor a través de los cuales el florecimiento y esplendor de una época es reflejada, dibujando una comprensiva y viva figura de las armónicas costumbres y hábitos de esta contemporánea y sumamente civilizada corte en tiempos del inicio de la decadencia, donde el ideal de poder masculino y agresivo heroísmo no formaron parte de la vida dentro de la corte del Tennô de Heiankyô (6), tal como sería en siglos posteriores.

Este es un extracto del Genji Monogatari donde Murasaki Shikibu a través de su personaje principal, Genji, explica lo que para ella significa la novela:

"(...) Pero tengo una teoría propia acerca de lo que es este arte de la novela y como nació. Primero, no consiste sencillamente en que el autor haga una narración de las aventuras de otra persona. Por el contrario, la novela surge porque la propia experiencia del narrador acerca de hombres y cosas, ya sea en bien o en mal -y no solamente lo que él mismo ha pasado, sino también los hechos que no hizo más que presenciar o que le fueron contados-, le produjo una emoción tan arrebatadora, que no podría tenerla encerrada más tiempo en su corazón. Muchas veces algo de su propia vida o de lo que lo rodea le parece al escritor tan importante, que no puede soportar que quede en el olvido. Jamás deberá llegar el día -piensa- que los hombres no sepan esto. Esa es mi idea de como surgió este arte.

Evidentemente, pues, el describir sólo lo que es bueno y bello no es lo que concierne al arte del narrador. Por su puesto que a veces su tema será la virtud y entonces podrá jugar con él como le parezca. Pero justamente no es lo menos probable que le hayan impresionado numerosos casos de vicio e insensatez del mundo que le rodea, y con respecto a ellos tiene exactamente los mismos sentimientos que con respecto a las acciones superlativamente buenas con que tropieza: son importantes y hay que guardarlas en las trojes. Así, todo, sea lo que fuere y cuanto suceda en esta vida terrenal y no en algún país de hadas que escapa a nuestro alcance.(...)" 

"(...) Historias comunes son sólo meros registros de eventos, y generalmente son tratados de una sola forma. No dan una visión interior del verdadero estado de la sociedad. Esta, sin embargo, es la verdadera esfera en la que principalmente moran las novelas. Las novelas, son ciertamente ficciones, pero no siempre representan puras invenciones; siendo estas sus únicas peculiaridades, que en ellas los escritores frecuentemente desarrollan, entre numerosos personajes reales, el mejor, cuando desean representar el bien, y el más extraño, cuando desean entretener. (...)"

 


(1) Ver Ichijô Tennô.

(2) Ver Fujiwara no Korechika.

(3) Ver también personajes en Asakiyumemishi

(4) Ver Fujiwara no Akiko.

(5) Lacrimae Rerum (las cosas que producen lágrimas)

(6) La actual Kyôto.